Tal vez te interese

Un mayor conocimiento emocional podría mejorar la atención

Un adecuado conocimiento sobre las propias emociones y las de los demás es una parte fundamental de la inteligencia emocional, promoviendo además un mejor manejo emocional y por lo tanto un mayor bienestar. Sin embargo, un reciente estudio realizado con niños de educación preescolar también apunta a que poseer un mayor conocimiento emocional se encontraría relacionado con una mejor atención. Los autores proponen que estos resultados podrían deberse a que una mayor comprensión de las emociones consumiría menos recursos atencionales, pudiendo destinarlos a otras tareas.

Ver más en:

http://www.psypost.org/2015/10/children-who-understand-emotions-become-more-attentive-over-time-38140

¿Es la ira necesariamente una emoción negativa?

La ira se percibe tradicionalmente como una emoción desagradable y destructiva tanto para el que la experimenta como para su entorno. Sin embargo, investigaciones recientes, como la recogida en un artículo del próximo número del Journal of Experimental Social Psychology, defienden que su posible utilidad en función del contexto en el que es expresada. En este estudio se propusieron varias tipos de negociación, comparando los resultados obtenidos en la misma por aquellos que expresaron ira y los que no. Se observó que en aquellas situaciones de equilibrio entre cooperación y competitividad es cuando las personas que expresaban ira lograron mayores concesiones por parte del otro, no mejorando su eficacia en los otros dos tipos. Ver más en:

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022103115000888

Para ver el contenido en pdf Pinche aquí